Registros de Tacuarembó Cerro Batovi
El Cerro Batovi en Tacuarembó es un centro de reconexión con seres intraterrenos que nos recibieron y nos comunicaron cual era su situación, ellos habían quedado desconectados , olvidados de una red mayor , que luego no supieron reconectarse, agradecían la visita, celebraban el momento de retomar contacto con nosotros ,nos dicen que mantienen conexión con Ulimen (La Aurora- Salto)
Estas tierras desde sus cerros , sierras cursos de aguas están interconectadas en una red en la cual los cerros como el Batoví con su roca basáltica aflorando y unida a la piedra arenisca conductora del agua, conecta y forma un gran entramado.
La gran maya magnética de reconexión es presentada y cobra fuerza con cada cantico y sonido que activamos , conectado este al entramado de venas que impulsan el agua y llevan vida a nuestra madre tierra.
La reconexión del corazón de Uruguay en Tacuarembó es vital para que el “aparato circulatorio” de nuestra tierra transporte el agua por acuíferos, ríos , arroyo, las venas de nuestra tierra las aguas superficiales y subterráneas deben ser cuidadas y protegidas.
Es fundamental atender el “agua mayor” el Rio Uruguay y por estas tierras el Rio Tacuarembó Grande
Testigo y parte del momento están algunos cerros chatos lugar donde los Urunagas antiguos de estas tierras habitaron. "En el año 48.288 A.C. llegaron los Urunagas al Uruguay, se asentaron en el norte de su territorio y vivieron en paz por milenios, ayudando desde allí al lento desarrollo y desenvolvimiento de la nueva humanidad..." Construyeron sus fortalezas-monasterios en los actuales cerros chatos del norte del Uruguay”.(tomado de "La Alquimia y el Grial en el Rio de la Plata" de Julio C. Stelardo)

Los pueblos originarios Charrúas y Guaranies lo llamaron Batoví a este cerro por su forma de seno de mujer, es referencia y símbolo para Tacuarembó , para todos los pueblos era punto de encuentro, reunión y un mirador natural estupendo.
Los charrúas fueron desplazados, olvidados y exterminados…el dolor de estos pueblos originarios debe ser sanado para avanzar en la reconexión del corazón de Uruguay.
El comienzo de nuestro trabajo fue la Plaza principal de Tacuarembó, lugar desde donde llevamos nuestra energía hasta el Batovi. La ciudad de Tacuarembó unida históricamente a muchos sucesos que marcaron el destino de estas tierras debe de sanarse y colaborar a mover las aguas por la venas de estos lugares. Aparecen otros puntos que nos convocan y deben ser atendidos también: Chorro del Agua Fria, Valle Edén. Pozo Hondo, los cerros chatos en Rivera…
La conexión con los otros puntos que ese día estaban trabajando fue mostrada formando un “4” en el vértice superior se veía donde estábamos, Batovi , en el vértice de la izquierda Salto a la derecha Piriapolis y debajo Montevideo.
Trabajamos y expandimos los rayos de la llama trina Azul del Poder Divino, Dorado de la Sabiduria y Rosado del Amor Divino, en la cima comenzamos la reconexión del cerro sobre la roca basáltica enviando a su centro y proyectando una hermosa luz que subía al cielo y descendía al corazón del cerro Batovi.
El agua es la sangre, los ríos, arroyos son sus venas y a través de estos llevan la vida por nuestra tierra. El corazón impulsa esta agua y en cada latido envía energía vital para la reconexión hay mucha sabiduría “apagada” por estas tierras del norte uruguayo que se está “prendiendo”!!!
Gracias! Gracias! Gracias! Mariangel y Luciana por caminar juntos y a todos los que de una manera u otra estuvieron resonando y conectados en este día tan especial!
Un abrazo desde mi corazón para cada uno!!!
Por Pablo Noble

Revista Tiempo Alternativo-Cerro Batovi aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>