El 15 de JUNIO de 2014, estamos convocados a realizar una importante tarea que debemos sostener entre todos para abrir las puertas a la frecuencia que ingresa en estos próximos años.

Entre los días 18 de Mayo y 15 de Junio de 2014 se está realizando el Recorrido de la Espiral ROMAAMOR, el cual tiene como objetivo reconectar y transformar la energía que fluye en la historia entre Europa y las Américas. Este recorrido termina en el Vaticano el día 15-.

Para Convertir ROMA en AMOR. 

UR U GUAY está convocado para realizar esta tarea para abrir esta puerta de Amor, nos permitirá gestar las bases de la nueva frecuencia. Amar la historia, trascenderla mediante la integración, es la clave para la transformación del mundo.
La frecuencia, es movida por la voluntad en conciencia de quienes saben que el mundo se está transformando, y que los humanos somos agentes primordiales de dicho cambio.
Convertirnos en activadores conscientes del cambio frecuencial, permite que sus ondas modifiquen el magnetismo, el cual crea las moléculas que forman el ADN, donde se resguarda el potencial del ser, y su activación, nos lleva a la acción que cambiará la realidad.
El Sonido, y sus ondas frecuenciales, crean la Luz en medio de la Oscuridad, que da la Forma para la acción y transformación, que es sinónimo de lo que los humanos llamamos Amor.

Este es un pequeño y gran paso para las grandes transformaciones del futuro. Sólo con el Amor Incondicional nos liberaremos de los lazos que nosotros mismos hemos creado en la Historia.
No pidamos perdón, ni demos perdón, sólo gratitud y amor, uniendo la gran red, abriendo las puertas del Cielo en cada corazón, y en el Corazón de la Tierra.

La Gran TAREA es para el domingo 15 día Domingo de 2014 en conexión etérica con todos los que estarán en ROMA en el Vaticano, impulsaremos a girar esa Gran Llave.
Cada localidad se juntara en torno a una iglesia.
En Nuestro Caso nos convocamos frente a la La Catedral de Montevideo. Todos juntos debemos re-cordar, enlazar, la red que nos conforma como la sociedad de hoy, para girar la Llave que abre las Puertas del Cielo en la Tierra.
¡Un.i.dos!